7 ideas de Gestión Efectiva para su eCommerce en el 2021

7 ideas de Gestión Efectiva para su eCommerce en el 2021

Los negocios online están en auge, especialmente tras la etapa más cruda de la pandemia, cuando nos dimos cuenta de la importancia de las compras y las ventas online

Los negocios online están en auge, especialmente tras la etapa eCommerce en el 2021más cruda de la pandemia, cuando nos dimos cuenta de la importancia de las compras y las ventas online. De eso trata un e-commerce, de la venta de productos o servicios online donde se gestionan los pagos a través de medios electrónicos.

Claro, ante tanta competencia como la que existe en todos los sectores hoy día, hay que destacar por encima de ella y gestionar nuestra tienda online de manera perfecta para mantenernos en pie. La pregunta que surge es ¿cómo hacerlo? No es complicado si cuentas con los consejos y trucos correctos. ¡Todo es cuestión de ponerse manos a la obra!

Todo es empezar

Lo que bien empieza, bien acaba. Basándonos en este famoso refrán español, podemos decir que la manera en la que comiences tu e-commerce es crucial para su funcionamiento después. Una de las mejores maneras de comenzar es hacerte con un ERP (Enterprise Resource Planning), un potente software que te permitirá automatizar todo lo relacionado con tu negocio, así como centralizar y unificar datos de distintos departamentos. Hacer esto te permite ahorrar tiempo, evitar errores y no tener que contratar demasiado personal, si es que lo necesitaras.

Por otro lado, para que un e-commerce funcione bien desde el principio, lo mejor es hacerlo todo de manera legal, para que no tengas que preocuparte de nada. Hay opciones para emprendedores en muchos países con los que se paga poco al mes por ser autónomo o empresario. Investiga un poco y busca la mejor opción para legalizar todo desde el primer momento.

Ten un plan de negocio

Una vez que ya tienes todo tramitado y que sabes qué software usarás para automatizar todo el proceso, llega la hora de crear el plan de negocio, una estrategia pensada con la que tener éxito. Además de analizar a tu competencia para aprender de sus técnicas y sus fallos, vas a necesitar tener ciertos elementos que te permiten crear y gestionar tu e-commerce. Estos son algunos:

  • Dominio. Un dominio es el nombre que tendrá tu tienda online. Tienes que comprarlo para evitar publicidad molesta. Puedes elegir comprarlo en la plataforma en la que crearás la web o en otra independiente para que así puedas migrarlo a otro servidor.
  • Hosting. El hosting se puede definir como un espacio de alquiler en la red. Es decir, tú tienes algo que ocupa espacio (tu web) y ese espacio tiene un coste: el hosting. Es algo que puedes pagar mes a mes o de manera anual, siendo esta última más económica, ya que los servidores proveen ofertas por el pago una vez al año.
  • Página web. Necesitarás un diseño atractivo que llame la atención de los usuarios escojan tu e-commerce para comprar por encima del resto. Dentro de esta deberás incluir la tienda online, los métodos de pago, tus productos o servicios, etc.
  • Política de privacidad, términos de servicio y aviso legal. Todo ello garantizará la fiabilidad de tu negocio a tus clientes.
  • Formulario de contacto, para que los clientes puedan solventar sus dudas. También puedes incluir un chatbot.
  • Marketing. No hay negocio que funcione en la red sin un plan de marketing elaborado. Para ello puedes contar con la ayuda de profesionales, o si estás puesto en el tema, prueba suerte por ti mismo.
  • Publicidad. Además de usar las redes, los contenidos, el email marketing, etc., es posible que sea muy efectivo hacer una inversión en publicidad para hacerte conocer más rápido.

Tenlo todo al día

A ningún usuario le gusta encontrarse con páginas web obsoletas que no actualizan sus contenidos y mucho menos sus productos o servicios. Querer comprar algo y que te digan varias veces que no está disponible, es uno de los mayores errores que cometen muchos de los e-commerce. Por ello, para gestionar tu e-commerce de la manera apropiada, no dudes en mantener todo actualizado. ¿Cómo?

Subiendo lo nuevo. Ya sea que vendas productos o servicios, no dudes en subirlo cuanto antes para que esté al alcance de los usuarios o futuros clientes. No hay nada peor que un cliente sepa que podía haber optado por algo mejor que lo que ha comprado sin haber tenido la oportunidad de acceder a él. Es más, no solo los usuarios valoran esto, sino que Google también lo hará y te ayudará a aumentar tu posicionamiento y tu reputación en la red.

Actualiza fichas. Ve cambiando el aspecto de tu web y de las fichas de productos conforme vaya habiendo nuevas tendencias, de modo que el aspecto siempre se mantenga en vanguardia y con un aspecto atractivo. te hará destacar de la competencia.

Retirada de productos. Igual de importante es añadir los nuevos productos que eliminar los antiguos. No obstante, si has ganado posicionamiento con algunos de ellos, para no perder el SEO lo que puedes hacer es una redirección a la nueva versión del producto o a uno parecido. Así lo tendrás todo en uno.

Venta

Llevar a cabo el proceso de venta con cuidado es crucial para la gestión y el buen funcionamiento de un e-commerce. Piensa que a fin de cuentas este es el objetivo del negocio: vender. Por ello, debes tener presente los procesos que implican este paso:

Solicitud del pedido. Se trata cuando el cliente pide el producto o el servicio deseado.


Gestión del stock. Si hemos mantenido todo actualizado subiendo y eliminando los productos o servicios que tenemos o que no, este debería ser un paso bastante sencillo, pues siempre estaremos al día de lo que tenemos disponible y será sencillo de encontrar.

Verificar pago. Las tiendas online tienen un software aplicado que verifica el pago de manera automática y al instante en el que cliente incluye los datos de su tarjeta. Esto te garantiza que el usuario tiene fondos suficientes para hacer frente al pago del coste del producto o del servicio que ha adquirido.

Facturación. El cliente necesita una factura con la que mostrar que se hizo con ese producto o servicio en tu tienda en caso de que necesitara reclamar algún daño o solicitar una devolución.

Envío del pedido. Y por supuesto, el envío del pedido es el último paso, en el que la logística, el siguiente paso juega un papel fundamental.

Logística

No solo es necesario buscar un servicio de logística eficaz para que el producto llegue lo antes posible y en buen estado, sino que debe tener un coste para nosotros que podamos asumir y que nos deje un margen de beneficios en relación con el producto o servicio que vendemos. Para ello, puedes llegar a un acuerdo con el proveedor de reparto. También puedes hacer que el cliente pague parte de los gastos de envío, lo cual es cada vez más común en los comercios online.

Para ofrecer un buen plan logístico que atraiga y beneficie al cliente, no olvides incluir la opción de rastrear el producto a través de un código para saber en qué punto está el envío en cada momento. De esta forma el cliente no desconfía de que el pedido le vaya a llegar porque sabe que puede tenerlo controlado.

Atención al cliente

El trato al cliente es uno de los mayores porcentajes que determinan si tu e-commerce tiene éxito o no. Los clientes cada vez son más exigentes con este punto, por lo que hay que cuidarlo mucho. ¿Cómo puedes hacerlo? Por ejemplo con un chat en línea. Mucho mejor si hay una persona real en lugar de un robot, ya que los usuarios quieren respuestas concisas a sus dudas, y un robot no siempre está listo para responderlas. También hay que ofrecer otras vías de comunicación como el email, el teléfono o incluso el correo postal. Cada usuario es un mundo y hay quienes prefieren una u otra de estas. Haz que se sientan cómodos teniendo varias.

Servicio postventa

Aunque podríamos incluir este punto en la atención al cliente, hemos decidido hacer un apartado aparte, ya que son muchos los negocios que lo pasan por alto. La venta no es el final de nuestra relación con un cliente, sino que debemos seguir cuidándolo con el fin de que vuelva a comprar, porque además de atraer clientes debemos esforzarnos por fidelizar, pues pocos negocios pueden mantenerse solo con nuevos clientes.

El servicio postventa no se trata de agobiar al cliente, pero sí de preocuparnos por cómo le va con el producto, si lo recomendaría, si le gustaría obtener algún accesorio o complemento con un descuento, etc. Hay muchas opciones muy atractivas que pueden hacerle sentir especial y que confíe en ti y en tu empresa.

No vamos a negarte que abrir un nuevo e-commerce es un riesgo y una aventura que puede salir bien o no. El éxito de este no dependerá solo del producto o servicio que vendas y de su precio, sino de cómo lo comiences y la gestión que hagas de él. Estamos seguros de que con tu potencial y capacidad y con estos 7 consejos, ¡el éxito de tu e-commerce está garantizado!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Related Posts

Hablemos
close slider










    Enter your keyword